lunes, 2 de abril de 2007

Variación del Tipo de Cambio en Colombia 2003 – 2006

Guillermo Arrieta Naranjo[*]

Cuando el precio del dólar en Colombia alcanzó en marzo 2003 $2958.25, el común de los colombianos iba adaptando sus expectativas a observar una tasa representativa del mercado de $3000, era obvio, el ritmo de devaluación era “normal” en los últimos años a partir del desmonte de la banda cambiaria, similar al mostrado a lo largo de los últimos cincuenta años bajo diferentes tipos de flotación de la divisa.

En los últimos cuatro años hemos observado el proceso inverso al observado antes de marzo de 2003: Caída en la Tasa Representativa del Mercado (TRM), con devaluación entre marzo y junio de 2006. Este comportamiento del precio del dólar en el mercado de divisas colombiano ha sido explicado por el gobierno y el Banco Central como el resultado del incremento en la Inversión Extranjera Directa (IED), el incremento en el precio del volumen de exportaciones, movimientos de la economía mundial, incremento en la cantidad de remesas enviadas al país por colombianos en el exterior, venta de activos públicos y privados, entre otras razones.

Al analizar la revaluación ésta debe considerarse como una causa y un efecto del comportamiento de las exportaciones e importaciones, el incremento en las remesas que envían colombianos en el exterior a familiares en el país, a menos que éstas sean resultado del incremento del flujo migratorio lo cual sería una contradicción debido al mejoramiento en los niveles de empleo y salarios. El gobierno, al explicar el incremento en la IED omite o hace poco caso a la desagregación entre lo que es IED y venta de activos públicos y privados y la monetización de estas ventas.

El gobierno da pocas explicaciones de los determinantes de la inversión extranjera directa y todo lo resume al mejoramiento en el nivel de seguridad, lo cual no es desestimable, no se mencionan las ventajas laborales e impositivas que tienen las empresas para la IED en el país, la remisión de utilidades (pueden ser del 100%) que han hecho las multinacionales a sus casas matrices.

Finalmente tampoco analiza la influencia que debió tener en el tipo de cambio el incremento de las reservas internacionales.

El incremento en exportaciones es explicado por el incremento en el precio del petróleo lo cual ha beneficiado a Venezuela, nuestro segundo socio comercial. Este incremento en precios del petróleo ha permitido a Venezuela tener tasas de crecimiento económico alrededor del 10% en los últimos años, ello tiene como consecuencia un incremento en su demanda agregada.

Venezuela importa gran cantidad de bienes a nuestro país, también como consecuencia de nuestro nivel de competitividad por tener una inflación menor que ellos. El incremento en exportaciones también es consecuencia del incremento de commodities por parte de China que aunque no nos importe gran cantidad directamente influye en el incremento de precios de los mismos. Finalmente el incremento en exportaciones de flores, bananos y otros bienes no tradicionales, aunque estos no en un nivel significativo.

Las importaciones también han crecido, ello como consecuencia de la revaluación y del gradual desmonte aranceralio para algunos productos especialmente para bienes de consumo como automóviles, electrodomésticos, al contrario de lo que pasó en la década del noventa, durante los últimos cuatro años el país no ha incrementado el volumen de importaciones de bienes de capital. Las entidades gubernamentales al mostrar las cifras hablan mucho de exportaciones y poco de importaciones.

En lo referente a inversión extranjera directa debe mencionarse los contratos de exploración petrolera, la llegada de gigantes de supertiendas, y la inversión hecha sobre los activos que se vendieron (BBVA, Telecom, Celumóvil (luego Bellsouth y Movistar), Comcel, Carulla-Vivero, Almacenes Éxito, Bavaria, Compañía Nacional de Tabacos (Coltabaco), empresas de servicios públicos, etc.). En la venta de activos públicos y privados se citan a estas empresas pero debe mencionarse que el monto de dólares por los cuales se vendieron la mayoría (o las de mayor precio) de estas empresas no fueron o no han sido pagados en su totalidad y tampoco se garantiza que estos dineros hayan sido insertados en el mercado de divisas colombiano, es necesario hacer la excepción de Bavaria en esta venta de activos porque la operación realizada entre la familia Santodomingo y SAB Miller fue un intercambio de acciones.

La remisión de utilidades de las compañías multinacionales tampoco debe descartarse ya que se han enviado cantidades considerables de divisas al exterior ubicándose casi al nivel de remesas que se reciben del exterior por parte de colombianos a sus familiares en el país; en cuanto a estas últimas, la cantidad se ha incrementado, ello puede explicarse por dos razones: los colombianos están enviando al país más dólares por la falta de poder adquisitivo que han perdido sus familias en Colombia o están saliendo más colombianos del país lo cual sería paradójico en épocas de crecimiento económico y mejoría en las condiciones de bienestar de la población. En el último año por concepto de remesas entraron más dólares al país que por concepto de exportaciones de café.

La diferencia entre las tasas de interés entre Colombia y Los Estados Unidos de América (“favorable” a Colombia) ha influido en el tipo de cambio ya que al tener una tasa de interés más alta que en EUA favorece la llegada de capital especulativo, el cual se ha visto altamente beneficiado después que el gobierno colombiano al ver que el peso estaba devaluándose nuevamente entre los meses de marzo a junio de 2006 como consecuencia de incrementos graduales en las tasas de la FED decidió eliminar gran parte de las restricciones para la llegada al país de capitales golondrinas, es decir curó la volatilidad del momento con volatilidad a futuro.

La emisión de moneda por parte de las autoridades monetarias de EUA intentando abaratar su déficit fiscal es probablemente una de las causas de la llegada al país de muchos dólares.

Las intervenciones del Banco de la República de Colombia para frenar la revaluación por las críticas de los exportadores (a pesar del subsidio del gobierno a algunos sectores) no han frenado la revaluación, aunque se incrementaron las reservas internacionales alrededor de U$7000 millones en los cuatro años. (PROEXPORT, 2004 <en línea>). ¿Por qué estas operaciones Calls y Put no han tenido mayores consecuencias sobre la TRM?

El nivel de deuda no ha aumentado sustancialmente y los servicios sobre la misma no han sido suspendidos, estos se han incrementado en proporción con el nivel de la deuda.

A modo de conclusión no se evidencian formalmente fenómenos que expliquen claramente la revaluación en los últimos cuatro años. Los efectos probablemente se contrarresten: Exportaciones – importaciones, IED y venta de activos – remesas y remisión de utilidades, llegada de capital especulativo – incremento de las reservas internacionales. Mientras en el país sigue creciendo la construcción de vivienda suntuosa y centros comerciales, se incrementa la venta de automóviles lujosos, incremento en la cantidad de áreas con cultivos ilícitos y el gobierno, el Banco Central y entidades como el DANE y el Departamento Nacional de Planeación no tienen estudios serios sobre el impacto del lavado de activos provenientes del narcotráfico en nuestra economía y en especial sobre la Tasa Representativa del Mercado.

REFERENCIAS

Colombia. Banco de la República (2007). En: www.banrep.gov.co/. Fecha de la consulta: 19 de marzo de 2007.

Colombia. Departamento Administrativo Nacional de Estadística (2007). en: www.dane.gov.co Fecha de la consulta: 19 de marzo de 2006.

Colombia. Proexport (2007). En: www.proexport.com.co Fecha de la consulta: 19 de marzo de 2007.


[*] Estudiante de Economía, Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín.


No hay comentarios.: